VOLVER AL LISTADO

NOVEDADES

11-07-2016

“Soy impresor de oficio y corazón”

soluciones graficas

Su nombre es César Martínez, tiene 40 años y hace 17 que trabaja en Soluciones Gráficas. Inició sus tareas en el área de impresión offset y nunca cambió de función.

“Fui el primer impresor de esta empresa; antes de ingresar como empleado ya trabajaba en el rubro, pero aquí me profesionalicé”, comentó emocionado.

Cordobés de cuna, egresado del Colegio Robles de barrio Pueyrredón, proviene de una familia que siempre de algún modo estuvo vinculada al rubro gráfico. Su padre trabajaba en una imprenta que se dedicaba a la impresión de papeles de caramelos y su madre, era empleada de la obra social del sindicato de los gráficos.

Actualmente se desempeña como encargado del sector de impresión offset de esta empresa. Su función diaria consiste en programar las  tareas de cada máquina, capacitar permanentemente al personal del área y mejorar su rendimiento. “Soluciones Gráficas funciona como una escuela,  porque en Córdoba no existen lugares de formación donde se pueda estudiar el oficio de  impresor. Es por esta razón que me preocupo mucho por ayudar y capacitar a mis compañeros”.

César explicó que en la planta de Soluciones Gráficas todos los días significan un desafío, pues los trabajos que se imprimen son diferentes entre sí, y a su vez, cada uno plantea problemas distintos que es necesario resolver. “El oficio de impresor es complejo, ya que implica varias etapas y no basta con saber operar las máquinas, sino que requiere de una visión integral del proceso”.

Se define como una persona práctica y expeditiva, a la que le encantan las máquinas modernas, porque su tecnología está ideada para eliminar los problemas que habitualmente surgen durante los procesos de impresión. “Gracias a los avances tecnológicos aplicados al rubro, muchas veces me aburro, porque las máquinas nuevas no tienen problemas, solo hay que esperar que terminen con el trabajo. Nada para arreglar, nada para corregir”.

 Llegando al final de la entrevista César comentó: “Muchas cosas han sucedido en Soluciones Gráficas a lo largo de estos 17 años, pero todas ocurrieron para bien. Incluso las malas experiencias también tuvieron un resultado positivo, y eso no sucede en todas las empresas. Además, aquí cada empleado tiene la oportunidad de profesionalizarse, crecer y seguir aprendiendo”.

Afirmó estar orgulloso de formar parte de este equipo de trabajo que no ha parado de crecer en 20 años y aseguró que la empresa tiene por delante un futuro de éxito garantizado, situación que le imprime en su corazón una dosis extra de entusiasmo para seguir adelante, dando lo mejor de sí cada día.